viernes, 31 de agosto de 2012

La historia de amor entre Lady Di y Mario Testino


La cantante francesa Dalida, sin saberlo, fue testigo de excepeción de una de las sesiones de fotos que más expectación ha levantado, a pesar de que ya han pasado 15 años de aquel momento. Se trata de la que protagonizaron el fotógrafo peruano Mario Testino y Lady Di. La interpretete de canciones como Ciao ciao mon amour puso la banda sonora a aquel encuentro que ilustraría uno de los números de la revista Vanity Fair de la década de los 90. Pero nada hacía presagiar que seis meses después, Diana de Gales, perdería la vida en un accidente de tráfico en París.






 
Mario Testino se quedó prendado de la princesa de Gales nada más verla. Según el fotógrafo, Diana “era una de las mujeres más bellas del mundo” y el resultado de la sesión fotográfica así lo confirma. Seguramente Lady Di ganaba en las distancias cortas y su carácter cambiaba cuando se encontraba a gusto, en confianza y tratando con personas que sabía que no la iban a traicionar. De ser así, eso ya nunca lo sabremos, pero lo que sí podemos intuir, al contemplar las imágenes de Diana captadas por el objetivo fotográfico en aquella sesión, es que la joven tímida de familia aristocrática, que se había casado con un príncipe que nunca la hizo feliz, se había convertido en una mujer de rompe y rasga, que destilaba fuerza y seguridad por todos los poros de su piel y que dominaba y controlaba todo cuanto ella quería. Y parece como si la princesa de Gales quiso despedirse del mundo, con la mejor de sus sonrisas.

 




 

 Lo de Mario Testino y Lady Di fue un amor a primera vista. Todo un flechazo que alcanzó el clímax en aquella histórica sesión de fotos. Entre vestidos de Alta Costura y joyas de ensueño, el fotógrafo y la princesa se dejaron llevar. Se cayeron bien, se entendieron y se amoldaron el uno al otro con total perfección. La princesa de Gales que había vivido, desde que se casó con Carlos en la catedral londinense de San Pablo ante más de 1.000 invitados, rodeada de paparazzis, recibió los flashes de Mario Testino con absoluta devoción. El fotógrafo ya sabía como tratar a la realeza, ya que años antes había realizado un reportaje fotográfico sobre los jóvenes príncipes y herederos europeos, entre los que se encontraba el hijo mayor de la princesa que posó para Testino sin imaginarse, tiempo después, que el peruano sería la última persona que sacaría las imágenes más bellas de su madre, antes de morir.











A pesar de que aquella sesión de fotos se ha quedado para siempre marcada por la desaparición de la princesa, Mario Testino la recuerda con cariño por ser una de las más especiales que haya realizado jamás. El artista peruano, que se ha rodeado de las mujeres más fabulosas del mundo y que ha fotografíado a personajes tan famosos como Demi Moore, Gisele Bündchen (a la que descubrió) o Kate Winslet, se quedó prendado de tal manera de Diana que, incluso, ha llegado a asegurar que está entre sus musas junto a Madonna y Kate Moss. 






 Para la aristócrata, aquel encuentro con el fotógrafo, iba a suponer la cima de su cambio. Aquella jornada marcaría el renacer una nueva Diana de Gales que se había empezado a forjar el 28 de agosto de 1996, cuando esta se divorció de Carlos de Inglaterra. Por fin pudo liberarse de una historia que, para los ojos del mundo había sido como un cuento de hadas, pero que para ella supuso una vulgar patraña. La 'princesa del pueblo'. como así la catalogó el primer ministro Tony Blair, cambió de estilo de vida plantándole cara a la mismísima reina Isabel II y tomando la riendas de su existencia.

 






 Para darle a su vida el giro que necesitaba, Lady Di desterró los anodinos y pastelosos vestidos que la diseñadora inglesa, Bellville Sassoon había creado, para que los luciese como amantísima esposa del heredero de la corona inglesa y plagó su vestidor de modelazos de Versace con escotes de infarto y faldas arriesgadas. Toda una revolución que hizo que la prensa especializada se arrodillara ante ella, dándole la espalda a la todopoderosa Casa Real Británica. Pero no solo su armario sufrió un cambio radical. Su joyero experimentó un pequeño expolio ya que tuvo que devolverle a la reina de Inglaterra algunos de los aderezos y tiaras que esta le había prestado con motivo de la boda con el príncipe Carlos, como la Tiara de los enamorados de Cambridge, aunque siguió conservando fantásticas joyas como su anillo de compromiso, un zafiro de 18 kilates y catorce diamantes engarzados al rededor, valorado en 50.000 euros y que años más tarde luciría la prometida del príncipe Guillermo, Kate Middleton.










 Diana había conseguido ser la buena de la película. Jugó todas sus cartas y ganó. A pesar de la larga lista de amantes que pasaron por su alcoba del palacio de Kensintong y de alguna que otra salida de pata de banco, la princesa de Gales continúo hasta el final de sus días siendo admirada y alabada por la opinión pública, que la veían como una auténtica víctima de Carlos de Inglaterra y su cómplice, Camilla Parker-Bowles. Lady Di fue una mujer a la que el mundo le tuvo compasión y esta se lo puso por montera. Utilizó miles de gestos de venganza hacía su ex marido, como el LBD de chifón negro, diseñado por Christina Stamboulian y que se enfundó para asistir a una gala benéfica en Londres la misma noche que, su ex marido aireaba en televisión sus infidelidades con Camilla. Al día siguiente, los titulares de la prensa inglesa le daban todo el protagonismo a la princesa que la noche anterior comenzaba su particular andadura en solitario.
 


 
La hija pequeña de los Condes de Spencer no quería perder ni un minuto más de su vida. Había perdido demasiados en la corte de Isabel II en la que no fue feliz. Y esa felicidad añorada, buscada y anhelada la encontró junto a Dodi Al Fayed. Diana y el hijo del dueño de los almacenes Harrods de Londres diseñaron una relación a base de lujo, viajes, tiempo libre y vacaciones de ensueño. Siempre tenían un yate preparado para zarpar o el avión privado dispuesto para despegar y llevarlos al otro extremo del planeta para vivir y disfrutar de su historia. Paseaban su amor por los cinco continentes demostrándole al mundo que para ellos solo existía su vida y la de nadie más, mientras a la reina de Ingleterra se le atragantaba el te con pastas cada vez que la pareja protagonizaba una portada de algún tabloide. Pero a Diana poco le importaba si los pilares del palacio de Buckinham se tambaleaban o no. Desde 1996 ella vivía solo por y para ella.




  

El eco de los disparos de la cámara fotográfica de Mario Testino todavía resuenan en el palacio de Kensintong donde se realizó aquella sesión fotográfica, como la herencia sonora de un encuentro que ha marcado un antes y un después en la vida del fotógrafo peruano y supuso un punto y final en la historia personal de Diana de Gales. El mismo verano que su amigo Gianni Versace fallecía asesinado en su casa de Miami, Lady Di se preguntaba pensativa, en la cubierta del yate de Dodi Al Fayed, si a ella le podría pasar lo mismo. Sus pensamientos parecían todo un presagio ya que, dos meses más tarde, Diana moriría en París, la ciudad del amor. A partir de ese instante, el mundo se quedó huérfano de una de las mujeres con más carisma que hayan existido jamás y Mario Testino perdería, para siempre, la mujer que lo encumbraría como el mejor fotógrafo de todos los tiempos.  

 
Una historia de amor a la que puso banda sonora, la cantante Dalida.




10 comentarios:

  1. Hola :) Sí, puedes comprar la cami a través de Ebay. Te dejo el link http://www.ebay.es/itm/KARL-LAGERFELD-Who-Karl-Creative-Designer-T-shirt-S-/170898585752?pt=US_Mens_Tshirts&hash=item27ca597898#ht_1166wt_1396

    Suerte ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Ya la tengo localizada
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola! Muchas gracias por tu comentario!
    Me alegra que te hayan gustado :)
    La historia de Diana es de película!

    Un saludo


    www.myblueboots.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por visitar mi blog. Seguimos leyéndonos. Un abrazo

      Eliminar
  3. Muchas gracias por tu comment en mi blog!
    Me encanta tu post.

    Una feliz semana!

    Hugs
    Mr J Kane
    Http://mrkanerule.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario. Nos seguimos en la bloggosfera. Un abrazo

      Eliminar
  4. Unas fotos geniales, sin duda. Sale tan elegante y guapa...
    Muchas gracias por tu comentario!

    Burch. x

    http://itstimetogetcrazy.blogspot.com

    ResponderEliminar